- Publicidad -

El festival de cine LGBT de Extremadura, FanCineGay, que este año cumple su vigésimo aniversario ofrece para este martes, 7 de noviembre una completa agenda de eventos en la provincia.

En Cáceres, en la Filmoteca de Extremadura, se proyectará a las 20:30 horas “Tom of Finland”, película dirigida por Dome Karukoski que ha sido elegida por Finlandia para representarlos ante los Oscar.

La película sigue los pasos de Touko Laaksonen, figura pionera de la cultura gay, que sufrió la opresión y homofobia durante su juventud. Volvió como héroe de la Segunda Guerra Mundial, pero la vida en Finlandia en tiempos de paz no fue como esperaba. Perseguido por su homosexualidad, se encontró sumergido en relaciones secretas y presionado para casarse con una mujer. Encontró una válvula de escape a través de su arte, especialmente por sus dibujos homoeróticos con un estilo marcado por musculados cuerpos masculinos vestidos de cuero. Su fama llegó a ser importante en Estados Unidos bajo su nombre artístico, “Tom of Finland”.

En Plasencia comienzan las proyecciones en la Sala Verdugo con la presentación a las 20:30 horas de la cinta chilena “Una mujer fantástica”, el retrato de una persona transexual que mantiene una relación sentimental con un hombre y ante su fallecimiento repentino se ve privada de cualquier derecho testamentario, emocional y familiar.
“Una mujer fantástica” dirigida por Sebastian Lelio, recibió el Premio Teddy y el Premio al Mejor Guión en la pasada Berlinale. Es también la ganadora del Premio Sebastiane Latino 2017, el galardón que reconoce a la mejor película LGBT latinoamericana del año.

Por último, la Casa de la Cultura de Navalmoral de la Mata acoge a las 21 horas la proyección de la película cubana “Últimos días en la Habana” dirigida por Fernándo Pérez. La cinta fue galardonada con la Biznaga de Oro a la Mejor Película Iberoamericana en el pasado Festival de Cine de Málaga. Este largometraje consiguió asimismo el premio a la mejor actriz de reparto, la joven actriz cubana Gabriela Ramos, y el premio del público asistente a las proyecciones en Málaga.

En esta película Miguel sueña con huir a Nueva York. Mientras espera una visa que nunca llega, trabaja como lavaplatos en un restaurante particular. Diego, por su parte, no sueña con huir de Cuba sino simplemente con vivir. Deteriorado por el SIDA, libera toda su energía con humor, pasión, anhelos. Últimos días en La Habana es una historia sencilla sobre la amistad con los prejuicios y la relatividad de los valores como telón de fondo.