- Publicidad -

El Palacio de Congresos de Cáceres acogerá el próximo 23 de diciembre, a las 19.30 h la representación de ‘El Cascanueces’ a cargo del Ballet de San Petersburgo que estará de gira por diversas ciudades españolas por cuarta temporada consecutiva.

El Cascanueces de Piotr Tchaikovsky es la obra más navideña del ballet clásico universal. La magia de una fiesta de Navidad hace posible que los sueños se cumplan: los juguetes cobran vida y los protagonistas aparecen en las tierras nevadas y en el palacio mágico…

La versión interpretada por el Ballet de San Petersburgo escreación desu director, Andrey Batalov, cuidando al máximo los detalles de la escuela clásica rusa. Hay que resaltar que Andrey Batalov es uno de los más reconocidos bailarines rusos a escala internacional:Gran Prix Competición de Moscú, Medallas de Oro en Nagoya (Japón) y en París, Segundo premio en el concurso “Nuriev” en Budapest, Primer Premio en “Arabesk”, Solista principal delMariinskiy Ballet de St. Petersburgo… La compañía cuenta con grandes solistas internacionales, ganadores de múltiples prestigiosas competiciones de ballet:María Poliudova, Ekaterina Bortiakova, Andrey Batalov, Vladimir Statniy, NikolayNazarkhevich, Sergey Dotsenko.

También participarán en la función los niños de las escuelas de danza la ciudad, quienes con mucha ilusión se preparan para actuar al lado de los profesionales.

El Ballet de San Petersburgo de Andrey Batalov, por su espectáculo El Lago de los Cisnes, fue galardonado como mejor espectáculo de danza en los XXIV Premios Teatro de Rojas.

Sinopsis:En una ciudad alemana, a principios del siglo XIX es nochebuena, y todos se preparan para la fiesta. Al salón de la casa de los Stalbaum están llegando los invitados, y entre ellos, Drosselmeyer, un viejo chiflado, inventor de juguetes y amigo de los niños.

Drosselmeyer, disfrazado de mago hace un pequeño espectáculo. Tiene preparadas muchas sorpresas para los niños: les enseña juguetes con motor de cuerda, un Arlequín, una Colombina, un Moro y al Cascanueces.

Por la noche. Mashaviene a escondidas a ver al Cascanueces, le abraza y se duerme. En su sueño, un grupo de malvados ratones invade la habitación, guiados por su Rey. El valiente Cascanueces llama a los soldaditos de plomo a la guerra con los ratones, pero las fuerzas de los ratones son superiores. Cuando todo parece perdido, Masha salva al Cascanueces, quien termina derrotando al Rey de los Ratones. Drosselmeyer convierte al Cascanueces en un bello Príncipe. Desaparecen las paredes de la casa y, mágicamente, nos transportamos al extenso territorio de las nieves. El Cascanueces-Príncipe invita a Masha al mágico palacio de sus sueños.

Masha y el Príncipe navegan por el Reino mágico. Se encuentran con angelitos y muñecos. Unas flores espectaculares llenan el escenario. Tras este maravilloso sueño, en las manos de Drosselmeyer de nuevo está el Cascanueces – de nuevo, como muñeco.